La Ciudad Condal ha dado a conocer el proyecto que ha venido realizando durante los últimos seis meses y que se basa en el concepto Fog Computing. Una plataforma tecnológica que permite consolidar y gestionar de forma centralizada e inteligente la infraestructura, los datos y los servicios de una smart city, desde el extremo de la red hasta el cloud.

Barcelona smart city

سيسكو, el مجلس مدينة برشلونة, Barcelona Supercomputing Center (Centro Nacional de Supercomputación BSC-CNS) y diversos partners tecnológicos y académicos han sido los que han hecho posible la prueba de concepto de Fog Computing que se ha realizado en la ciudad catalana.

Barcelona smart citySe trata de una prueba de concepto de Fog Computing, un nuevo paradigma tecnológico que permite construir comunidades inteligentes conectadas de forma sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. La tecnología reduce la complejidad generada por soluciones aisladas desplegando una red de nodos en el extremo de la red (con capacidad de proceso de datos, análisis y seguridad cerca de los sensores y objetos conectados ubicados en las calles) y conectándolos de forma inteligente a una plataforma de back-end en el cloud.

Esta prueba piloto se presenta como una plataforma tecnológica abierta, flexible, escalable y segura que permite consolidar y gestionar de forma unificada toda la infraestructura, los datos y los servicios de una smart city desde el extremo de la red hasta el cloud.

“Gracias a su capacidad para procesar en tiempo real las grandes cantidades de datos generados por sensores y dispositivos y objetos conectados en el extremo de la red, Fog Computing es una tecnología clave para el Internet of Things (IoT). Al igual que el cloud ha sido un importante facilitador de Internet, Fog facilitará el diseño de nuevos casos de uso del IoT para múltiples sectores como Administración, retail o atención sanitaria, y esta prueba de concepto es pionera en este sentido”, explica Maciej Kranz, vicepresidente de la División de Tecnología Corporativa en Cisco.

Gestión remota y centralizada

Barcelona smart cityLa prueba de concepto, que comenzó en abril de este año, se ha enfocado en el desarrollo y la validación de una plataforma de software multi-proveedor. Es el resultado de los esfuerzos de innovación conjunta entre el Ayuntamiento de Barcelona, start-ups (Sensefields, PrismTech y Plat.one), el partner tecnológico شنايدر اليكتريك, instituciones académicas (Barcelona Supercomputing Center, Universidad Politécnica de Cataluña البريد i2cat), así como diversos equipos de Cisco liderados por las divisiones Corporate Strategic Innovation y Barcelona Innovation Center.

Con esta arquitectura se mostrado como es posible gestionar en remoto, desde un cuadro de mandos centralizado, servicios que antes estaban aislados, como la gestión del tráfico, el control energético de las cabinas tecnológicas de exterior, videovigilancia, conectividad bajo demanda o la telemetría de sensores y analítica.

Fog Computing“Hasta ahora, las ciudades han implementado soluciones dispares para distintos servicios, como iluminación o gestión del tráfico inteligente, que operan de forma aislada, sin aprovechar las ventajas de una gestión unificada. En este proyecto hemos desarrollado tecnologías que permiten administrar y escalar los servicios urbanos de forma holística, para que los múltiples actores del ecosistema puedan acceder a los datos generados y extraer nuevo valor de ellos”, comenta David Carrera, responsable del equipo de Datacentric Computing del BSC-CNS.

Además de consolidar y gestionar de forma centralizada servicios inteligentes antes aislados, con esta plataforma piloto será posible también simplificar, acelerar y reducir el coste de despliegue de nuevos servicios gracias a las capacidades de virtualización, escalabilidad, automatización y analítica en el extremo de la red.

Al soportar dispositivos heterogéneos, facilitar la interoperabilidad entre sistemas y el desarrollo de aplicaciones mediante una plataforma abierta, el proyecto generará también nuevos modelos de negocio que podrán atraer el talento y el emprendimiento, impulsando la innovación y creando empleo y nuevas fuentes de ingresos para el ecosistema de la ciudad.

Asimismo, como plataforma base para una infraestructura Internet of Things multifunción alineada con la visión y estrategia de la ciudad de Barcelona, el piloto de Fog Computing podrá exportarse para facilitar la digitalización de otras ciudades y de muchos otros sectores verticales como fabricación, retail, atención sanitaria, transporte o energía.


هل أعجبك هذا المقال؟

الاشتراك في موقعنا تغذية ار اس اس وأنك لن تفوت أي شيء.

مقالات أخرى ، ، ، ، ،
بواسطة • 4 Dec, 2015
• القسم: مراقبة، البنى التحتية، الشبكات

مقالات أخرى