Ubicada en el barrio Gótico de Barcelona, esta sala dedicada a los videojuegos de realidad virtual ofrece un nuevo concepto de ocio, que combina esta tecnología innovadora y dispositivos conectados entre sí, para todo tipo de audiencias.

La sala Virtual Playground es un nuevo y tecnológico espacio de ocio de Barcelona que permite a todo tipo de público disfrutar de una experiencia inmersiva e interactiva de primer nivel, con más de veinte videojuegos de realidad virtual (una tecnología todavía fuera del alcance del consumidor) para diferentes edades y de variada temática con una extraordinaria calidad gráfica, a lo que se suma un alto número de sensores de movimiento distribuidos por la sala.

En este espacio, situado en el barrio Gótico de la ciudad, pueden jugar simultáneamente hasta dieciséis jugadores, tanto individualmente como en grupo que se conectan a través de cuatro dispositivos para poder vivir la realidad virtual multijugador.

Además, el público puede moverse libremente por la sala y, gracias a la monitorización de los movimientos corporales, desplazarse incluso por la escena del juego, esquivar disparos, lanzar objetos, etc. creando una auténtica experiencia inmersiva e interactiva.

El diferencial tecnológico de este espacio se basa en la potencia de los procesadores utilizados, así como en la calidad de la tarjeta gráfica y la distribución de sensores de movimiento, junto con las gafas de realidad virtual HTC Vive y la capacidad de los ordenadores.

Con esta nueva sala de videojuegos de realidad virtual, Barcelona se suma a las que ya existen en Madrid y Málaga, que fueron las primeras en España en ofrecer este tipo de ocio tecnológico. Además, las autoridades de la capital catalana están trabajando para impulsar el plan ‘Barcelona Ciudad Digital 2017-2020’.


Te gustó este artículo?

Abonnieren Sie unseren RSS-Feed und Sie werden nichts vermissen.

Weitere Artikel .
durch • 22 Feb, 2017
• Abschnitt: Fallstudien. Unternehmen. Augmented reality