El productor e ingeniero ganador del premio Grammy habla en esta página web de YouTube sobre su trayectoria profesional, de cómo era antes la producción de la música, cómo es ahora y cómo se vislumbra que será en el futuro.

Prince Carlos Alexander en Sennheiser Serie Pro Talk

Sennheiser, marca que distribuye en España Magnetron, cuenta con una página web en YouTube, Aufgerufen “Serie Pro Talk”, donde los profesionales del audio comparten sus consejos y cuentan las claves de su trayectoria hacia el éxito. En esta han participado los ingenieros de sonido más respetados de la industria, incluido el productor e ingeniero ganador del premio Grammy, Prince Carlos Alexander.

Leyenda del funk por derecho propio, Alexander dice que fueron los estilos de su ídolo, Isaac Hayes, los que inspiraron su pasión por la música a una edad temprana. Y muestra un profundo respeto por Maurice Star, para quien tocaba el teclado, por haberle ayudado a lanzar su carrera y su nombre artístico.

Aunque empezó su carrera en el escenario, la incursión de Alexander en el mundo de la ingeniería de audio comenzó como cualquier otra: trabajar para obtener un título en música, hacer prácticas en un estudio por muy poco dinero y aprender las habilidades por dentro y por fuera. Es esta formación la que le ha ayudado a convertirse en el productor musical e ingeniero de audio que es hoy.

“El papel del ingeniero es la transparencia. Lo que me hace único es que busco el proceso de ingeniería más transparente posible. Y confío en mi habilidad como productor musical, más que como ingeniero, para poder extraer la canción de lo que tengo frente a mí. Tienes que tomarte tiempo. Entender cómo se combina el audio. No necesariamente tienes que ir a la escuela para estudiarlo, puedes resolverlo por tu cuenta, pero tienes que dedicar 10.000 horas para resolverlo”.

A diferencia de cuando Alexander comenzó a ser ingeniero, para personas como Puff Daddy, Notorious B.I.G. y Mary J. Blige, en la actualidad se están adoptando enfoques menos hábiles con la producción. “El éxito de las técnicas no profesionales (personas en sus habitaciones, haciendo lo que hacen) no tiene nada que ver con la forma en que realmente hacemos discos”, explica Alexander. “Pero luego sale y es una experiencia musical exitosa con su público. Como productor, escucho a menudo: ¿por qué conectó?, ¿hay algo que deba aprender de eso para conectar?” Para Alexander, no es solo el estilo de música lo que ha cambiado dramáticamente.

Prince Carlos Alexander en Sennheiser Serie Pro Talk

«La otra cosa que he notado es que los complementos brindan un concepto profesional a los no profesionales. El no profesional ni siquiera sabe cómo funciona, pero lo enciende y dice ‘oh, suena genial’. Tatsächlich, sé por qué está sucediendo, la persona media probablemente no sepa por qué está sucediendo, pero sabe que suena realmente genial”.

Cuando se trata de técnica y sonido, uno de los principales enfoques de Alexander es centrarse en su colección de micrófonos. “Ni siquiera entiendo cómo se toca la batería sin el Sennheiser 421”, dice Alexander, que los usa en Tom Toms.

“El MD 421 es sólido y la respuesta dinámica maneja muy bien la fugacidad de los Tom Toms”. Pero reconoce que, al igual que el estilo de música en sí, las superficies con las que trabajan están evolucionando y cambiando.

“El concepto inmersivo es algo interesante, si alguien puede resolverlo. Alguien tiene que pensar en algo realmente innovador y revolucionario. Si deseas sumergirte en el audio, debes tener múltiples puntos de contacto. Quiero tener varios puntos de contacto mientras camino hacia mi cocina. La persona que pueda darse cuenta de eso será realmente rica”.

Como profesor de producción e ingeniería en Berklee College of Music, Alexander se encuentra, posiblemente, con el próximo gran talento de la industria, por lo que podría tener a la persona que desarrollará ese concepto trabajando en su estudio ahora mismo. Mientras tanto, seguirá trabajando para enseñarles la mejor manera de ser productor.

“Les digo que escuchen buena música (o música que les interese), luego que traten de crear esa música, de mezclarla, de ponerla en el mercado. Esa es la única forma en que sabrán si lo que están haciendo tiene una trayectoria que funciona para su vida o no. La creatividad de mis alumnos y la forma del sonido se ha ido transformando y haciendo muchas cosas extrañas. Y puedo ver en 15 años que encenderé la radio y no entenderé nada. Y eso será algo bueno, porque se supone que cada generación debe hacer eso”.


Ihnen gefiel dieser Artikel?

Abonnieren Sie unsere RSS-Feed Und Sie werden nichts verpassen.

Weitere Artikel zum Thema , ,
Von • 23 Okt, 2020
• Abschnitt: Audio, Ereignisse, Bildung, Streaming-Medien