La compañía francesa de robótica EOS Innovation ha desarrollado el robot de telepresencia E-One como un medio para cuidar/monitorear a personas o simplemente para vigilar la casa de forma remota.

Los robots aún no han llegado a nuestras vidas, pero parece que pronto lo harán, a juzgar por el dispositivo desarrollado por la compañía francesa EOS Innovation, que sin duda va a traer gratos recuerdos a aquellos que disfrutasen con la película de animación WALL-E de Disney-Pixar. Se llama E-One, y básicamente es una gigantesca webcam con ruedas que permite la telepresencia, o lo que es lo mismo, mover a voluntad la cámara por lugares en los que no estamos, para ver lo que ve el robot.

El E-One tiene un monitor como cabeza y la idea es que se proyecte la imagen de un humano para poder hablar con gente a distancia como si fuera una videoconferencia y para que la persona que interactúe con él lo sienta menos impersonal, especialmente la gente mayor. Mide 22 pies, pesa 22 libras y con una sola carga de batería opera hasta 4 horas.


Te gustó este artículo?

Subscribe to our RSS feed and you will not miss anything.

Other articles
By • 28 Dec, 2011
• Section: Health, Security, Telepresence / Videoconferencing