En la producción de ‘Tosca’, el vídeo era la parte principal del espectáculo. Los actores y su público se encontraban a cien metros de distancia, por lo que se utilizaron cuatro proyectores láser Titan apilados de dos en dos, de manera que cada pila cubría la mitad del edificio.

Digital Projection en Teatro Ratisbona

Tras el éxito de la producción The Flying Dutchman, dos años más tarde el Teatro de Ratisbona ha vuelto a traspasar los límites de la ópera al aire libre con Tosca, una versión de concierto en semiescenario de Puccini en tres actos.

Al igual que su predecesor, el evento se celebró en el Puerto Oeste, en el parque empresarial de Bayernhafen, un enorme centro de tráfico de mercancías en la ciudad bávara de Ratisbona. El escenario estaba situado en el lado histórico del almacén municipal, mientras que la audiencia de casi 3.000 personas estaba sentada frente al muelle norte. El lado del almacén en sí mismo servía como una gigantesca superficie sobre la que se proyectaba una gran variedad de imágenes gracias a los equipos láser Titan de Projection numérique.

Digital Projection en Teatro Ratisbona

“El vídeo era la parte principal del espectáculo. Los actores y su público se encontraban a unos cien metros de distancia, por lo que necesitábamos un proyector que nos proporcionara la mayor luminosidad posible a larga distancia. Decidimos utilizar 4 proyectores láser Titan apilados de dos en dos, de manera que cada pila cubría la mitad del edificio”, comenta Wolfgang Frauendienst, operador de vídeo.

El Titan Laser 37000 proporciona hasta 37.000 WUXGA o hasta 31.000 4K-UHD lúmenes desde un chasis relativamente compacto, lo que le convierte en el proyector idóneo para aplicaciones de gran volumen.

“Si se requieren imágenes brillantes y nítidas, no debemos escatimar. El láser Titan utiliza lo último en conectividad, incluyendo DisplayPort, HDMI 2.0 y HDBaseT. La electrónica avanzada también lleva el procesamiento HDR a los proyectores utilizados en grandes salas, y características como el control de brillo constante y la compatibilidad con DMX Art-Net le convierten en la solución perfecta para eventos de alto perfil como este”, aclara Mark Wadsworth, vicepresidente de Marketing Global de Digital Projection.

Digital Projection en Teatro Ratisbona

Los proyectores fueron suministrados por el distribuidor de Digital Projection, Etha, mientras que el resto del equipo de vídeo procedía de la empresa local Fingerprint Production. El experto en vídeo de Etha, Heiko Hoffman, estuvo presente para ayudar a Wolfgang Frauendienst a desplegar los proyectores.

“El contenido fue reproducido con el software MadMapper, pasando por dos enlaces HDBaseT a las dos pilas de proyectores. El contenido en vivo fue cortado usando un conmutador Blackmagic Design y enrutado al ordenador mediante SDI. Toda la red se consolidó en 10 líneas de fibra, que miden más de un kilómetro, para permitir que el sonido, la iluminación, el vídeo y cinco cámaras se comuniquen entre sí”, añade Frauendienst.

Digital Projection en Teatro Ratisbona

El contenido de vídeo, que incluía interiores tridimensionales de catedrales y cámaras de tortura, fue encomendado a Clemens Rudolph, mientras que Matthias Beck se encargó de cortar las cámaras en vivo. Este metraje fue luego mapeado en el contenido previamente renderizado de Rudolph.

Como con cualquier proyecto de esta magnitud, el equipo de vídeo se encontró con numerosos desafíos durante la pre-producción, aunque ninguno de ellos fue lo suficientemente sustancial como para entorpecer lo que resultó ser el entretenimiento de una noche estelar.

Digital Projection en Teatro Ratisbona


Est-ce que vous avez aimé cet article ?

Abonnez-vous à notre flux RSS et vous ne manquerez de rien.

D'autres articles , , ,
par • 2 Oct, 2019
• Section: Des études de cas, REMARQUABLE, projection