Metro sustituirán 330.000 tubos fluorescentes por alumbrado LED, lo que supondrá un ahorro del 50% en la factura. Las estaciones, escaleras mecánicas y máquinas de venta se apagarán automáticamente al cerrar la red.

Metro Madrid (Foto: Wikipedia)

El Plan de Optimización de Metro de Madrid apuesta por el ahorro energético para disminuir costes. Se sustituirán los 330.000 tubos fluorescentes por alumbrado LED, lo que supondrá un ahorro del 50% en la factura. Las estaciones, escaleras mecánicas y máquinas de venta se apagarán automáticamente al cerrar la red.

Metro de Madrid pondrá en marcha durante los próximos meses un paquete de medidas que supondrán un ahorro de 12 millones de euros anuales para la compañía en su factura energética, dentro del Plan de Optimización de recursos que se está aplicando para reducir gastos en todas las partidas posibles con la menor repercusión para los viajeros. Este ahorro se obtendrá del capítulo energético y hará del suburbano madrileño un Metro más sostenible.

La red de metropolitano madrileña va a implantar alumbrado LED en toda la red. Actualmente, Metro cuenta con más de 330.000 tubos fluorescentes funcionando más de 17.000 horas al año que serán sustituidos progresivamente por nuevas tecnologías de iluminación (LED), con lo que se conseguirá un ahorro energético superior al 50% sobre la actual iluminación reduciendo la factura eléctrica en casi 4 millones de euros anuales, una vez finalizada la reposición de todo el alumbrado de la red y de los trenes.

Metro de MadridAhorro energético

La optimización de la propulsión de los trenes de Metro supondrá un ahorro cercano a 1,5 millones de euros anuales. El departamento de ingeniería de la compañía ha diseñado un mecanismo por el cual los trenes acelerarán más despacio utilizando una menor cantidad de energía, sin que tenga impacto sobre el tiempo de viaje de los usuarios, facilitando además la regeneración de energía de un tren a otro.

Para sacar un mayor partido a la ventilación de los túneles se establecerán tres periodos distintos estacionales al año (verano, invierno y entretiempo) en lugar de los dos actuales (verano e invierno), que permitirá ventilar cuando la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior sea máxima, que suele ser por la noche, momento en que además el coste energético es menor.

Esta medida, que repercutirá positivamente sobre los viajeros al tener una mejor ventilación, supondrá un ahorro de casi 2 millones de euros una vez finalice el proceso de implantación.

Apagado nocturno programado

Metro prevé también llevar a cabo una revisión e implantación de los sistemas de apagado nocturno programado de las luces de las estaciones, las escaleras mecánicas y las máquinas de venta para garantizar que después del cierre del servicio quedan apagadas, salvo en las zonas de mantenimiento y limpieza. Esta medida supondrá un ahorro superior a 1,5 millones de euros anuales.

Asimismo, Metro aplicará una mejora en la climatización de los trenes y fórmulas para la desconexión de subestaciones eléctricas en hora valle, con lo que reducirá el gasto energético en 1 millón de euros.


Te gustó este artículo?

Iscriviti alla nostra RSS Feed e non vi perderete nulla.

altri articoli
da • 19 Feb, 2013
• Sezione: Controllo, illuminazione