En un evento único, el Brückenforum de Bonn (Alemania) se convirtió recientemente en una sala de conciertos cuando el director Dirk Kaftan dirigió a la Orquesta de Beethoven de esta ciudad en una grabación de extractos de la Novena Sinfonía, que ahora podrá disfrutarse en una exposición.

Tener la sensación de ser un miembro más de una orquesta resulta difícil cuando no se trata de un músico profesional, pero ahora una nueva exposición permite a las personas experimentar esta perspectiva extraordinaria gracias a la realización de un vídeo inmersivo y a una grabación de sonido de la actuación de la Orquesta de Beethoven, que se está convirtiendo en parte de una exposición en el Museo LVR-Landes de Bonn, en Alemania.

Con el título de ¡Música! Escucha, crea, siente. Una exposición interactiva, la tecnología permite a los aficionados ‘tomar asiento’ acústicamente en diferentes posiciones de la orquesta y escuchar a través de auriculares el impresionante paisaje sonoro desde perspectivas desconocidas.

Para proporcionar esta singular experiencia de inmersión acústica real se colocaron seis micrófonos Sennheiser Ambeo VR entre los músicos de la orquesta durante la grabación que se realizó hace unos meses de extractos de la Novena Sinfonía de Beethoven, bajo la dirección de Dirk Kaftan.

Dentro de la orquesta, los seis micrófonos de Sennheiser (marca que comercializa mAGNETRON en España) se colocaron cerca de los timbales, trombón, trompa, flauta, viola y primer violín con las cápsulas de los micrófonos Sennheiser Ambisonics apuntando hacia abajo.

“Lo idóneo sería colocar las cápsulas exactamente donde está la cabeza de cada instrumentista pero, por razones obvias, esto no es posible”, explica Freek de Greef, ingeniero de sonido que junto con su homónimo Thomas Koopmans han creado esta grabación única.

Como señala este experto, “a los músicos les resulta bastante molesto si colocas un micrófono demasiado cerca de ellos, por lo tanto, decidimos configurarlo para no perjudicar a los instrumentistas en su libertad de movimiento. Todavía tenemos los micrófonos con su lado frontal marcado, apuntando en la misma dirección que los músicos”.

En este sentido y como ejemplo de la ubicación, si el violinista sostenía su instrumento en el lado izquierdo, “colocábamos el l micrófono Ambeo VR a la derecha del reproductor en la dirección del instrumento -puntualiza De Greef-, lo que proporciona un sonido mucho más convincente durante la grabación”.

Freek de Greef ya ha utilizado Ambeo VR para otros fines: “teniendo en cuenta las diversas funciones y aplicaciones de este micrófono, ofrece una excelente relación calidad-precio. No solo es idóneo para la realidad virtual en aplicaciones de juegos, sino que también funciona muy bien en un contexto musical”.

Gracias sus dimensiones compactas, este micrófono es fácil de colocar y los soportes de montaje incluidos funcionan bien. “Durante la grabación en Bonn montamos los micrófonos con las cápsulas hacia abajo y parcialmente en extensiones largas -aclara De Greef-. Al principio estaba un poco preocupado de que pudieran salirse de sus monturas. Sin embargo, el agarre en los soportes de choque es súper fuerte, y con respecto a la transmisión de sonido de impacto no hubo negativos relacionados con los micrófonos suspendidos”.

Para este profesional, “el sonido del Ambeo VR es transparente y la dinámica completa de las actuaciones musicales es fácil de capturar. La sensibilidad es agradablemente alta, con un nivel de ruido muy bajo, para que no tenga que amplificar demasiado las señales del micrófono”.

Desde la primera escucha de la versión en bruto de la grabación, el realismo del sonido ya era sorprendente. Al escuchar el formato Ambisonics B del Ambeo VR instalado en la posición cerca de la flauta, el fagot sonó ligeramente oblicuo en el oído izquierdo y el clarinete en diagonal detrás del oído derecho, incluso cuando la flauta no sonaba, en contraste con otros conceptos convencionales de grabación para música clásica.

Si nunca se ha sentado entre músicos de orquesta durante un concierto, puede preguntarse por que es tan diferente el sonido dentro de la orquesta, en comparación con la posición de audición típica en la audiencia, y en qué medida los músicos individuales pueden escuchar a sus compañeros tocar.

Colocado directamente sobre el percusionista, Ambeo VR pudo transmitir una experiencia de sonido impresionante a lo largo de la línea. El oyente siente que está en medio entre los timbales y escucha los instrumentos de los otros músicos de la orquesta como si estuviera de frente.

El 250 cumpleaños de Ludwig van Beethoven en 2020 es una buena razón para rendir homenaje al compositor en su lugar de nacimiento, en la ciudad alemana de Bonn. Parte del programa de aniversario es ¡Música! Escucha, crea, siente. Una exposición interactiva en el Museo LVR-Landes, que ofrece al visitante experimentar la música de una manera envolvente.

Veinticinco estaciones interactivas invitan a escuchar, hacer y sentir música al visitante sin que necesariamente tenga que dominar un instrumento o tener ningún conocimiento de la música: una curiosidad sobre los nuevos sonidos y experiencias que vayan de Beethoven a Beyoncé es todo lo que se necesita.

La estación más grande de la exposición está dedicada al segundo movimiento de la Novena Sinfonía de Beethoven, que se puede escuchar a través de auriculares con sonido 3D binaural.

“Nuestros invitados tienen la oportunidad de sentarse en medio de la orquesta, observar al director y experimentar cómo se siente un músico en diferentes posiciones en la orquesta -ha explicado Lothar Altringer, subdirector y director de exposiciones en el Museo LVR-Landes-. No se proporciona un elaborado (y costoso) sistema de seguimiento de auriculares. Los visitantes tendrán que cambiar de asiento para escuchar las diferentes impresiones de sonido”.

Ocho posiciones (primer violín, viola, trompa, timbales, trombón, flauta, director de orquesta y asiento típico en la sala) están pensadas como impresiones de sonido binaural con reproducciones de ocho mezclas diferentes creadas por Freek de Greef.

La exposición, dirigida específicamente a niños y adolescentes, se abrirá el próximo 20 de noviembre y se podrá visitar en Bonn hasta mediados de septiembre de 2020. La exposición itinerante, que se desarrolló en cooperación con Northern Light e YiPP, recorrerá otras ciudades en Alemania y en Países Bajos.

Como asegura Lothar Altringer, “es importante que los niños y adolescentes puedan seguir especialmente los eventos musicales con un sonido de alta calidad, y no solo escuchar archivos MP3 con auriculares baratos. Por tanto, tenía sentido utilizar la mejor tecnología de audio disponible al grabar con micrófonos de Sennheiser; de lo contrario, el proyecto no habría valido la pena”.


Ti è piaciuto questo articolo?

Iscriviti alla nostra RSS Feed e non vi perderete nulla.

altri articoli , , , , ,
da • 7 Nov, 2019
• Sezione: Audio, Casi di studio, eventi