Banco de Nápoles ha abierto al público varias de las salas en las que están sus archivos, en las que un sistema de altavoces oculto juega un papel clave para contar el medio siglo de historia de esta entidad y convertir su recorrido en una experiencia multimedia para los visitantes.

Yamaha CIS Banco de Napoles

Fundado en 1539, Banco de Nápoles es el más antiguo de la península italiana. Su archivo es como una cápsula de tiempo de la historia del país en ese casi medio siglo, parte del cual se ha abierto recientemente al público como una atracción turística por parte de la fundación de la entidad.

Con una superficie de 14.000 metros cuadrados, este histórico archivo se divide en 330 habitaciones o pequeñas salas repletas de documentos bancarios, con diecisiete millones de nombres, que datan desde 1539 a 1870. La apertura pública de parte de estas salas tiene como fin explicar cómo se utilizó el archivo y lo que los historiadores han aprendido a partir de su contenido, en el que una instalación de audio juega un papel clave para contar la historia a los visitantes.

ヤマハ商業インストール ソリューション (CIS) ha sido la empresa elegida para este proyecto, cuyos sistemas ha integrado el especialista napolitano Startup Audio & Broadcast en las salas del archivo.

Yamaha CIS Banco de Napoles

Los elementos de audio y vídeo se activan mediante botones interactivos y disparadores ocultos, como un libro en el que al pasar las páginas activa un vídeo y sonidos de la época de actividad del archivo, como el que se hace al escribir, personas hablando de transacciones, e incluso de la ciudad, como el del terremoto sufrido por el cercano volcán Vesubio, además de voces que narran la historia de los objetos expuestos.

Wouter ‘Tony’ Verkuijl, de Yamaha Music Europe en Italia, explica que “el plan original para la experiencia multimedia en el archivo fue usar un par de altavoces amplificados genéricos para cada proyector. Sin embargo, Michele Signore, de Startup Audio, sabía que esto significaría que el audio sería inferior a los visuales y contactó con el director artístico del proyecto, Stefano Gargiulo, para definir la forma de entregar una experiencia de audio que correspondiera con la calidad de la presentación del vídeo”.

Para ello se creó una versión a escala reducida de lo que necesitaría el archivo con los productos de Yamaha CIS “y el equipo técnico del archivo quedó maravillado de la calidad y versatilidad de lo que podría lograrse con estos sistemas y aceptaron la especificación de audio propuesta”, recuerda Vekuijl.

Yamaha CIS Banco de Napoles

El sistema instalado se compone de veintiocho altavoces VXS5 y cuatro VXS10S, impulsados por dos XMV8140-D, y dos amplificadores de potencia: XMV8140 y XMV8280, todo ello gestionado por un procesador de matriz MRX7-D con dos expansiones de entrada y salida EXi8 que se controla desde un panel DCP1V4S montado en la pared.

Seis salas del archivo disponen de audio “pero hay hasta seis sistemas de audio diferentes en cada una, que se ejecutan en inglés o italiano -puntualiza Vekuijl-. En total, el MRX7-D está proporcionando 36 flujos de audio diferentes, todos procesados de forma individual. Todos los amplificadores XMV están conectados digitalmente a la MRX7-D, usando tanto el protocolo de cableado Yamaha Y-DIF CAT5 y Dante para convertir la señal con D/A internos de los amplificadores antes enviarse a los altavoces”.

La capacidad de proporcionar un control central operable por personal no especializado “es una parte clave del sistema, asegurando que su funcionamiento en el día a día puede realizarse sin la necesidad de formación -continua este responsable-. Los altavoces han sido cuidadosamente camuflados para mezclarse con los archivos, que en muchos casos están cubiertos con arpillera para que coincida con los libros históricos en los estantes”.


あなたはこの記事が好きでした?

当社に登録 RSSフィード そして、あなたは何を見逃すことはありません。

その他の記事
によって • 11 May, 2016
•セクション: オーディオケーススタディコントロールHIGHLIGHT表示看板の配布