En Japón se está testando un nuevo concepto de kiosco de venta, bautizado como ‘Máquina expendedora 2.0’ por sus fabricantes, las empresas Sanden y Okaya, que utiliza una pantalla translúcida de digital signage que muestra un reloj digital o animaciones para llamar la atención de los transeúntes, y luego emplea las capacidades de análisis de vídeo AIMS de Intel para mostrar anuncios escogidos en función de la persona que se coloque frente a la máquina.

No cabe duda de que Japón es el país de las máquinas expendedoras, y el nuevo modelo desarrollado por las empresas niponas Sanden и Okaya (e Intel) es tal vez la más avanzada. Esta ‘Máquina expendedora 2.0’ cuenta con una pantalla translúcida de 65 pulgadas con resolución Full HD como punto de venta.

Cuando no hay clientes potenciales alrededor, la pantalla muestra un reloj digital y diversas animaciones para atraer a la gente. Una vez que una persona se planta delante de la máquina, el sistema de reconocimiento facial Audience Impression Metrics Suite (AIMS) de Intel determina el sexo y la edad aproximada y le muestra anuncios personalizados. El fabricante Sanden apunta que la pantalla de la máquina puede producir texto, imágenes o animaciones en calidad HD.

Según Intel, “la máquina expendedora proporciona análisis de la cantidad de tiempo que los clientes pasan mirando la pantalla digital y qué tipo de contenido llama la atención de un cliente”.


Te gustó este artículo?

Подписаться на наш Новостная лента и вы не пропустите ничего.

Другие статьи , ,
по • 5 Jan, 2012
• Раздел: Цифровые вывески, дисплей, динамическая реклама