El desembarco de Telefónica en el accionariado de Indra, con un 6,17%, ha significado la salida de Javier Monzón al frente de la tecnológica desde su fundación, tras veintidós años en el puesto, manteniéndose como presidente honorífico.

Indra Abril Martorell

Tras la entrada esta semana de Telefónica en el capital de Индра, los movimientos en la cúpula directiva no se han hecho esperar. Telefónica adquirió un 3,16%, de la compañía tecnológica española, valorado en 39,61 millones de euros a cierre de la cotización del pasado martes. Al mismo tiempo, la teleco adquirió un paquete de opciones equivalente a otro 3,01% de Indra.

Con este movimiento empresarial, Telefónica da un paso más para afianzarse en el sector tecnológico y de soluciones de vanguardia, mientras que Indra protege a sus accionistas tras la salida de Bankia. De esa forma, la multinacional presidida por César Alierta contará con el 6,17% de Indra, afianzando el núcleo duro español de la sociedad junto con SEPI, (20,14%) y Corporación Alba (11,32%).

ИндраTelefónica no descartaría, incluso, incrementar en un futuro su participación en la tecnológica de cara a convertirse en su principal accionista. Para ello podría adquirir a SEPI, el hólding estatal dependiente del Ministerio de Hacienda, un 8% de su actual paquete con el 20% del accionariado. De esta forma, Telefónica podría alcanzar un 14% frente a la Sociedad de Participaciones Industriales, que replegaría su presencia hasta el 12%.

Esta operación ha significado la salida de Javier Monzón de la presidencia de Indra tras más de dos décadas en el puesto. Le sustituirá Fernando Abril-Martorell, hombre de confianza de Telefónica, ya que fue consejero delegado en la primera etapa de Alierta al frente de la operador, fue posteriormente consejero delegado de Prisa hasta octubre de 2014.


Понравилась ли вам эта статья?

Подписаться на наш Новостная лента и вы не пропустите ничего.

Другие статьи ,
по • 30 Jan, 2015
• Раздел: бизнес

Другие статьи