La tecnología de Panasonic y la colaboración entre la artista María Rud y The Projection Studio crean Animotion, un espectáculo donde se une el arte, la música y el videomapping.

AniMotion Show Catedral St Giles tecnologia Panasonic

Una fusión entre arte, música, arquitectura y tecnología es lo que ha ofrecido el show celebrado en Edimburgo. La catedral de St. Giles, uno de los lugares más emblemáticos de Escocia, ha sido el escenario elegido para la puesta en escena de Animotion, un show que ha unido tres géneros musicales diferentes con la técnica de videomapping como telón de fondo.

Animotion ha sido fruto de la colaboración de la artista Maria Rud y Ross Ashton, de la empresa The Projection Studio. Juntos, con la colaboración y tecnología de 松下 han ofrecido una experiencia donde la pintura y la proyección de vídeo han sido los protagonistas.

Maria Rud en AniMotion Show Catedra St GilesPanasonic ha colaborado en este proyecto como patrocinador del evento, además de suministrar un proyector PT-DZ21K WUXGA y dos cámaras AG-HPX250 para su puesta en escena. Ross Ashton se ha encargado de diseñar el sistema de proyección y supervisar la instalación técnica. El apoyo técnico fue realizado entregado por Metro Ecosse and Warehouse Sound.

Ross Ashton ha creado para esta ocasión un método para aplicar la cartografía a la arquitectura y permitir que María Rud pudiera mostrar su obra en tres dimensiones, directamente sobre la fachada de la catedral de St. Giles, utilizando los métodos tradicionales de pintura. Esta ha sido la segunda colaboración entre Ashton y María Rud, tras el lanzamiento mundial del show Animotion en Cambridge (Reino Unido), en septiembre de 2013.

AniMotion Show Catedral St Giles tecnologia PanasonicArte innovador

Animotion es un espectáculo, celebrado en Edimburgo el pasado mes de septiembre, que se ofrece como un vehículo innovador para el arte, la música y la tecnología digital, donde se une el arte y la música en tiempo real. Las pinturas se mostraban en la fachada de la catedral como si se tratara de un guión gráfico en directo en el que la música juega el papel de la secuencia de comandos. Esta mezcla de pintura en vivo combinada con la magia de la técnica de mapeo de proyección y la música en vivo de algunos de los más virtuosos del mundo creó una fiesta increíble para todos los sentidos.

En la catedral de St. Giles, las imágenes aparecieron en vivo por las vidrieras ubicadas en la parte de atrás del altar, unas gigantescas proyecciones de 16 metros de alto por 9 de ancho que fueran creadas utilizando un proyector Panasonic PT-DZ21K WUXGA montado verticalmente.

Uno de los principales retos a los que tuvieron que hacer frente fue la superficie sobre la que tenían que realizar la proyección ya que el vidrio presenta ciertas complicaciones que fueron superadas gracias a la alimentación del proyector, el detalle con que se realizó la cartografía detallada y los efectos de iluminación. De esta forma, se consiguieron imágenes muy claras y nítidas que, según Ashton, “resultaron impresionantes”.

Gracias a la experiencia de Ashton y la tecnología de Panasonic se consiguió que utilizando la vidriera como pieza central el espectáculo pudiera ser apreciado por las cuatrocientas personas que acudieron al evento. Para conseguir el efecto que se pretendía también se utilizó una cámara Panasonic AG-HPX250 y un portátil dotado con el software Millumin de VJs que ayudó para conseguir que las obras de Rud se vieran con el mayor detalle sin perder color.

Interpretación musical

La selección musical que se ofreció en este espectáculo celebrado en la catedral de ST. Giles incluía “Dark Matter”, una pieza experimental que fue compuesta especialmente para la inauguración de ese evento arquitectónica por el compositor David Heath. También se interpretaron “Nostalgia”, compuesto por Vincent Ho, “Prim” por Askell Masson y “Laude” por Gavin Bryars/Hildegaard von Bingen.

http://www.youtube.com/watch?v=Ug0RJV0nMME

Te gustó este artículo?

订阅我们 RSS订阅 你不会错过任何东西。

其他文章
• 7 Jan, 2014
•科: 音频HIGHLIGHT显示活动生产投影