Optoma ha sacado al mercado su nuevo proyector de vídeo dentro de la gama de compactos. El Optoma ML 300 tiene unas dimensiones de 18×11 cm, un peso de 635 gramos, un brillo de 300 lúmenes, un contraste de 3.000:1, y una resolución nativa de 1280×800, pudiendo proyectar el vídeo hasta alcanzar una diagonal de 160 pulgadas.

Optoma, compañía especializada en sistemas de proyección, ha incorporado un nuevo modelo a su familia de ultraportátiles: el ML 300. Con tan sólo 635 gramos de peso y unas medidas de 180×110 mm, este proyector de bolsillo continúa la estela comenzada por sus antecesores e incluye prestaciones avanzadas para la reproducción de películas, fotografías y perfectas exposiciones empresariales a través de múltiples fuentes como, por ejemplo, tablets.

Tecnología a lo grande

Optoma ML 300 está dotado con tecnología LED, lo que repercute en una imagen superior, un menor consumo y una mayor durabilidad y ofrece un ratio de contraste de 3.000:1 con un brillo de 300 ANSI lúmens. Gracias a ello y a su resolución WXGA (1280×800), los contenidos se reproducen con una increíble nitidez y realismo, además de proporcionar colores fieles para un tamaño de proyección hasta 160 pulgadas (4 metros).

Por su parte, proyectar fotografías, películas o presentaciones con Optoma ML 300 es increíblemente sencillo, ya que es compatible con todo tipo de archivos, incluidos los diferentes formatos de Microsoft Office®, lo que permite la reproducción directa y sin conversión de cualquier contenido.

Memoria y conectividad

Además, cuenta con una memoria interna con capacidad de mas de 1 Gb y, en caso de necesitar ampliarla, es posible hacerlo, hasta 32 Gb, mediante su ranura para tarjetas de memoria SD. En cuanto a su conectividad, Optoma ML 300 está provisto de HDMI, lo que le permite comunicarse con dispositivos como el iPad2 de Apple, teléfonos móviles, cámaras digitales o videoconsolas, entre otras. Y para todo tipo de fuentes externas, también está dotado de entrada VGA y USB 2.0.

Altavoces integrados y larga duración

Este compacto proyector suma a todo lo anterior unos altavoces integrados capaces de ofrecer una potencia de 2 watios, lo que repercute en un óptimo sonido en el momento de realizar presentaciones. Asimismo, y gracias a la tecnología LED, la lámpara ofrece una vida útil de hasta 20.000 horas, lo que equivale a 8 horas de uso cada día durante 10 años y repercute en un mayor respeto por el medioambiente.

Por último, Optoma ML 300 se acompaña de un mando a distancia para controlar cómodamente sus funciones y una práctica funda de transporte.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 14 Feb, 2012
• Sección: Proyección