Microsoft ha combinado una pantalla OLED transparente (fabricada por Samsung) con un sistema Kinect para crear un escritorio interactivo con el que se puede interactuar de manera natural creando contenidos de realidad aumentada entre nuestros ojos y nuestras manos adaptándose a nuestros movimientos.

El Grupo de Ciencias Aplicadas de Microsoft ha desarrollado un prototipo de un escritorio interactivo que usa una pantalla OLED transparente de Samsung y una serie de sensores de Kinect para crear un escritorio virtual que los usuarios pueden manipular con sus propias manos en tiempo real.

Con un teclado debajo de la pantalla transparente, el usuario puede escribir como lo haría en una computadora cualquiera. Sin embargo, en el momento en que sea necesario interactuar con el escritorio, por ejemplo para mover una serie de archivos, puede alcanzarlos con sus propias manos.

Los sensores de Kinect no sólo detectan el movimiento de las manos, sino que rastrean la posición de los ojos y la cabeza para proporcionar una imagen en 3D con perspectiva y profundidad tomando en cuenta la posición exacta del usuario.


¿Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 1 Mar, 2012
• Sección: Display, Infraestructuras, Realidad Aumentada