La consola dLive se utilizó con un doble propósito, por un lado fue la mesa escogida para realizar la mezcla FoH, y por otro, la encargada de generar las tres grabaciones redundantes que se deseaba realizar. En el concierto se utilizaron 64 canales, es decir, la totalidad de los previos que ofrece la unidad DM64.

dLive concierto Rozalen en el Palau de la Musica

El pasado 15 de junio la cantante Rozalén ofreció un concierto en el Palau de la Música de Barcelona, durante el cual también se realizó la grabación de un DVD para Sony Music.

Al frente de la mezcla y grabación estuvo José María Rosillo, responsable técnico del sonido del evento, quien optó por la consola digital de mezclas dLive de Allen & Heath, cuya marca comercializa Lexon Distribución, para su realización.

Este equipo se utilizó, por un lado, para realizar la mezcla FoH, y, por otro, para generar las tres grabaciones redundantes que se deseaba realizar. Ha sido un concierto en el que se han utilizado 64 canales, es decir, la totalidad de los previos que ofrece la unidad DM64.

dLive concierto Rozalen en el Palau de la Musica

Rosillo se define como un ingeniero que, en un momento dado, se ha visto obligado a producir. “He llegado al mundo de la producción porque soy ingeniero y, cuando no hay alguien que actúa como productor, alguien tiene que tomar las riendas. Si en una grabación hay una figura que lleva las riendas, perfecto… si no, tengo que tomarlas yo; en caso contrario el proyecto no sale adelante. Eso también me ha cambiado la forma de trabajar en directo”.

El diseño original del sistema para este concierto fue concebido para disponer de una doble redundancia, es decir, disponer de tres grabaciones, además de la mezcla FoH, todo ello gestionado por una única mesa dLive de Allen & Heath. La grabación primaria se realizaría desde la tarjeta MADI de la dLive a un interface MGB de Digigrid, y de ahí al ordenador de José Maria Rosillo.

dLive concierto Rozalen en el Palau de la Musica

Una segunda grabación se realizó de la tarjeta Waves SounGrid de la consola dLive a otro ordenador y, en tercer lugar, una tarjeta Dante que se iba a utilizar con un doble propósito: proporcionar señal a la mesa de monitores y por otro lado proporcionar un split para grabar en un tercer ordenador. En este sistema, la dLive ejerce como mesa master, ya que tiene el control de las ganancias, dispone de los previos, etc. La mesa de monitores recibe un split digital de todas las señales vía Dante.

Finalmente, se prescindió de la tarjeta MADI, y la grabación primaria se realizó vía Waves SoundGrid y a través de Dante se envió señal a la mesa de monitores y a dos ordenadores para grabación.

“dLive es un sistema muy sólido y que funciona muy bien. Su relación calidad/precio es inmejorable. Se trata de una excelente solución para llevar adelante actuaciones en directo. Estoy seguro que con otras mesas digitales mucho más caras habría tenido un montón de problemas, solo con tarjetas, interfaces y demás”, afirma Rosillo.


Gostou deste artigo?

Assine a nossa feed RSS e você não vai perder nada.

outros artigos ,
por • 7 Jul, 2016
• Seção: auditivo, Os estudos de caso