El aeropuerto de Bilbao ha estrenado la que está considerada como la primera oficina de turismo tecnológica de España, con la que la terminal vizcaína se convierte en uno de los espacios de recepción de viajeros más innovadores del mundo. Construida en forma circular sobre cuatro grandes pantallas verticales de televisión, la instalación convierte a ‘La Paloma’ en un espacio en el que el turista puede ser atendido en cinco idiomas y que le permite interactuar con el sistema para descubrir de primera mano todo lo que podrán encontrar cuando salgan de las blancas estructuras del aérodromo bilbaíno.

El aeropuerto de Loiu- Bilbao, una de las principales puertas de entrada de los visitantes a Euskadi, cuenta con un innovador punto de información turística, el primero de sus características en España, al contactar a los turistas con el territorio por medio de las nuevas tecnologías de la imagen. Estas instalaciones pretenden trasladar una imagen de país innovador a los turistas que llegan a Euskadi en el primer contacto con el mismo. Esto se ha logrado con el diseño desarrollado por Iturralde y Sagües Ingenieros en colaboración con Arena Comunicación Audiovisual y Avzeta soluciones audiovisuales, que genera una primera sensación que impacta y transmite sensaciones.

Los diseñadores han utilizado la luz como elemento fundamental integrando la oficina en el propio espacio del aeropuerto de Bilbao. Tiene forma circular construida por medio de cuatro pantallas de vídeo wall en alta resolución en posición vertical (28 pantallas de 46″) y en las que se proyectan contenidos audiovisuales de muy alta definición. Estos contenidos se integran en el perímetro del punto de información y su base circular lo convierten en un faro. La instalación simula flotar sobre el suelo a través de una ligera línea de luz que lo separa del mismo, y su sistema innovador le permite funcionar y ser visible tanto de día como de noche, e incluso con poca luminosidad.

El funcionamiento es de alto nivel tecnológico y los turistas pueden interactuar con la instalación y con las imágenes que les descubren de primera mano todo lo que en su viaje a Euskadi pueden encontrar. Cuando el turista se pone en contacto con la oficina, ésta muestra un personaje a escala 1:1 que habla mirando al espectador, entablando un diálogo cara a cara dándole la bienvenida a Euskadi en cualquiera de los siguientes idiomas: euskera, castellano, francés, inglés, alemán y lenguaje de signos.

La oficina funciona además como una instalación audiovisual que permite generar trucos visuales que llaman la atención del espectador, especialmente en las transiciones de una a otra secuencia. Así, por ejemplo, las imágenes giran longitudinalmente, dando la sensación de que es todo el punto de información quien gira. Incluye algunas líneas de imagen que sugieren ser elementos reales generando sensaciones similares a las del videomapping en proyección. Este recurso se emplea puntualmente para llamar la atención o cambiar el “modo” en el que el punto de información está funcionando.

Efectos de realidad aumentada
Por otra parte, mediante el truco visual trampantojo, el espacio real se prolonga hacia el interior de las pantallas, generando falsas perspectivas. Eso nos permite jugar con efectos similares a los de la realidad aumentada, pero siendo el escenario siempre algo virtual, encajado a la perfección con el entorno real. A su vez genera sensaciones de espejo, cambio de luz, integración del logotipo en un espacio de apariencia holográfica, etc. Interactivos

A ambos lados del acceso, en su parte exterior, se han dispuesto dos terminales que permiten al visitante acceder a contenidos concretos a través de pantallas táctiles que son accesibles en todo momento, independientemente del horario de atención al público. Estas pantallas tienen una aplicación que fácilmente responde a las preguntas que habitualmente se hace un viajero a la llegada a este aeropuerto, como son: cómo puedo llegar a Bilbao, Vitoria, San Sebastián u otros destinos, taxis, alquiler de coches, alojamientos cercanos, pérdida de equipajes y que es recomendable visitar o hacer.

Modernización e innovación
La instalación cuenta con low technology: se utilizan elementos constructivos austeros y sencillos. La estructura se integra bien dentro del espacio en que se encuentra y resulta ligera. También es sotenible: Hay pocos elementos físicos, muchos digitales. Eso permite transmitir la idea de austeridad y eficiencia.

Los contenidos son dinámicos. Ese es el aspecto más innovador de la instalación, más allá del hardware o la maquinaria. Se emplea la escala humana en algunos momentos, generando secuencias en las que se evita al narrador, haciendo que los protagonistas sean personas reales. Se utilizan estructuras jerárquicas orgánicas, basadas en la catalogación por etiquetas. La estructura de contenidos así creada va más en la línea de la web semántica, el ideal que persigue la red, que la actual 2.0. – La postproducción de los contenidos se hace en entornos digitales avanzados, pero eso no es nunca visible, la apariencia para el espectador ha de ser limpia y ligera, la innovación debe ser invisible.

Durabilidad: La estructura e instalación albergan contenidos totalmente renovables y editables. Y trabaja en una resolución de vídeo muy superior a cualquier formato que exista actualmente. En ese sentido, está preparada para albergar futuros formatos, resoluciones aún mayores que el HR y contenidos generados en definiciones aún por inventar.

En el interior en el mueble correspondiente al mostrador se ha utilizado piedra natural de tipo caliza en color gris con un acabado rústico de corte de sierra que se irá satinando con el uso. La piedra se combinará en esta pieza con la madera de roble, con un acabado de tratamiento de ceras sin barnizar estableciéndose así a través de estas formas actualizadas, casi esculturales un puente entre los materiales tradicionales de la construcción y la cultura de Euskadi y los nuevos materiales del recinto en que se encuentran.

La silla de visitante va a ser realizada por el artista de Markina Jose PabloArriaga en madera de roble. El resto del mobiliario se compondrá de un armario para almacenar la documentación necesaria para el uso diario y para albergar de forma discreta la climatización del local y de dos armarios expositores adaptables al uso como dispensadores de documentación informativa o como exposición de productos. Estos, y los revestimientos de la parte trasera de los monitores se realizarán combinando los materiales ya mencionados.

Oficina de turismo tecnológica del aeropuerto de Loiu

Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 2 Ene, 2012
• Sección: DESTACADO, Digital signage