La exposición permanente de ciencias naturales del Museo Nacional de Praga cuenta con dos instalaciones educativas e interactivas compuestas por el software gráfico de Ventuz integrado por el especialista checo Xlab en sistemas de visualización táctiles de eyevis.

Museo Nacional Praga Ventuz Xlab eyevis

La tecnología interactiva ofrece grandes oportunidades para los museos no sólo como valor añadido para que el visitante participe más y enriquezca su experiencia, sino también para ahorrar costes, ya que la inversión inicial se rentabiliza a corto plazo, el modelo de exhibición es más efectivo con un intercambio rápido y fácil de contenidos digitales, y se evitan compras adicionales innecesarias.

Por ello resulta cada vez más frecuente que los responsables de museos de todo el mundo adopten en sus espacios instalaciones interactivas independientes, como sucede con el Museo Nacional de Praga, el más importante de esta ciudad de la República Checa, ubicado en un edificio neo renacentista en la céntrica plaza de Wenceslao.

Museo Nacional Praga Ventuz Xlab eyevis

En su área de exposición de ciencias naturales y medio ambiente, denominada el ‘Arca de Noé’, el museo cuenta con dos potentes instalaciones multitouch con el software gráfico de Ventuz instaladas por el especialista checo Xlab.

La primera de ellas es una mesa multitáctil, desarrollada por el fabricante alemán eyevis, que permite que hasta cuatro usuarios simultáneos puedan abrir ventanas individuales para navegar a través de un gran número de parques nacionales europeos y recibir información en forma de texto, vídeos e infografías.

Museo Nacional Praga Ventuz Xlab eyevis

La otra instalación se configura en un videowall, compuesto por seis pantallas de alta definición con tecnología eyevis, que puede operarse desde una pantalla táctil, desde la que los visitantes pueden girar un globo digital y hacer clic en sus intereses específicos, tales como localizaciones geográficas, hábitats o especies en peligro de extinción. El contenido sobre el tema elegido – imágenes, textos, gráficos, mapas y animaciones – se muestra en el videowall.

Xlab eligió a Ventuz para este proyecto no sólo por la potencia de diseño gráfico y fiabilidad de su software, sino también porque permite la comunicación sin fisuras, con un flujo de trabajo optimizado en tiempo real, con las herramientas de gestión de contenidos y bibliotecas.

Para los responsables del Museo Nacional de Praga era de suma importancia que su propio personal pudiera cambiar el contenido. Xlab ha desarrollado un sistema personalizado en este sentido para su fácil manejo, dándoles un control total sobre sus instalaciones.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , ,
Por • 19 Feb, 2016
• Sección: Casos de estudio, DESTACADO, Digital signage, Display, Distribución señales, Formación