Regalo del Vaticano a la ciudad de Washington, este centro no es solo un lugar donde los visitantes aprenden la historia del que fuera Papa y de su posterior canonización, sino que acuden allí para experimentarlo en forma de homenaje con la última tecnología de proyección y visualización interactiva de Digital Projection y Planar.

santuario-san-jpablo-ii

Situado a corta distancia de la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington D.C., el Santuario Nacional de San Juan Pablo II cuenta con nueve galerías que sumergen a los visitantes en su intensa vida; desde su nacimiento en la Polonia ocupada por los nazis, a su posterior sacerdocio y ministerio como obispo, hasta el final de su pontificado de veintiséis años, su muerte en 2005 y su canonización en 2014.

Como regalo del Vaticano, sus impulsores y gestores Knights of Columbus (los caballeros de Colón), contrataron al especialista en diseño de museos Gallagher & Associates para realizar la renovación de los edificios y poner en marcha este santuario, que se ha convertido no sólo en un homenaje a la vida y obra de San Juan Pablo II, sino en un lugar de culto, peregrinaje y educación que recibe a más de dieciocho millones de visitantes al año.

Esta singular instalación se apoya en las nuevas tecnologías de visualización para crear un entorno inmersivo e interactivo con los visitantes y la historia que se cuenta, para cuya integración Gallagher contrató a la firma también norteamericana Design & Production.

Para ello han construido un teatro inmersivo en formato 180º, dotado con una un gran mural visual, formado por cinco pantallas de gran formato, que abarca una superficie total 3,6×20,7 metros, con el objetivo de generar un entorno visual envolvente que traslada a los visitantes a la Ciudad del Vaticano, en concreto, a la Plaza de San Pedro, frente a la basílica del mismo nombre y desde cuyo balcón el entonces Papa Juan Pablo II bendecía a los fieles.

santuario-san-jpablo-ii

Para mostrar los contenidos en esta gran pantalla se utilizan cinco proyectores del modelo Titan WUXGA 3D del fabricante Digital Projection. Como explica uno de sus responsables, “tenemos este enorme teatro circular, de 180º con líneas absolutamente limpias para proyectar en toda la pantalla. Cuando se realizan este tipo de instalaciones se utiliza siempre un número impar de proyectores (para tres o cinco pantallas normalmente), ya que si fuera par tendríamos una costura en el centro, un punto muerto que es precisamente donde la gente se centra y, si hubiera algún problema de alineación, sería inmediatamente obvio”.

Además, Gallagher encargó la elaboración de contenidos al productor Donna Lawrence, quien formó un equipo que se trasladó a Roma para recopilar archivos de vídeo y audio, así como grabar imágenes en 5K UHD para fomentar dicha experiencia de inmersión. A ello se añade la posición y los asientos de los bancos del teatro, que sitúan al espectador lo suficientemente hacia delante para que las cinco pantallas unidas lo sumerjan completamente en la historia, sin que vea ni el borde de los equipos ni de la imagen.

santuario-san-jpablo-ii

A medida que los invitados recorren la exposición, acceden a un segundo espacio de teatro, diseñado para ofrecer una experiencia similar al anterior espacio, pero a menor escala. Así, en lugar de cinco proyectores DPI Titan WUXGA 3D, esta área cuenta con tres equipos proyectando imágenes de la Basílica de San Pedro y el Vaticano, “un espacio mucho más contemplativo”, como lo describe Donna Lawrence, que se centra en los últimos días como Papa, en su funeral y posterior canonización como San Juan Pablo II.

“Con este barrido masivo de lienzos, tenemos la oportunidad de sumergir a la gente en la historia absolutamente única de San Juan Pablo II -subraya Lawrence-, quien se conectó con la gente de una manera sin precedentes; ya que llevó la historia de la iglesia católica y el cristianismo a las masas y, especialmente, a la gente joven. El teatro tiene el poder potencial de contar la historia de esta forma única que tenía de llegar a la gente”.

La elección de los sistemas de proyección para mostrar este seleccionado y cuidado contenido fue también muy estudiada, y los equipos Titan WUXGA 3D de Digital Projection cumplían el objetivo de crear esta experiencia en los visitantes para que si se sintieran como si estuvieran de pie en la misma Plaza de San Pedro viendo su elección como Papa y otros eventos cruciales de su vida.

santuario-san-jpablo-ii

Estos compactos proyectores de 3 chips y 20.000 lúmenes cada uno, con resolución de 1.920×1.200p, relación de aspecto de 16:10 y contraste de 2.000:1, cuentan con tecnología de calibración ColorMax para ofrecer una alta calidad de imagen, “con capacidad warp y edge blending para tratar con una pantalla curvada y envolvente de 180º y manejar superficies y geometrías inusuales, con una alta calidad de imagen y fiabilidad para cumplir todos los requisitos especiales de este espectáculo”.

En otra de las salas, los visitantes tienen la posibilidad de ampliar la información, conocer más detalles y visualizar otros archivos de vídeo y audio a través de una mesa interactiva multitáctil, un gran videowall configurado con seis pantallas LCD Clarity Matrix de Planar, así como con varios paneles de vídeo arquitectónicos e interactivos 3D y alta luminosidad del modelo Mosaic de este mismo fabricante.

santuario-san-jpablo-ii


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , , ,
Por • 2 Dic, 2016
• Sección: Casos de estudio, DESTACADO, Digital signage, Display, Distribución señales, Formación, Proyección