Un despliegue tecnológico sin precedentes y la tecnología más puntera de video mapping 4D inundaron de magia la plaza de Cibeles de Madrid para convertir la fachada del Ayuntamiento de la capital en una gran fábrica de juguetes. Con el espectáculo Las tres estrellas de la Navidad, el Consistorio madrileño ha querido felicitar a propios y visitantes con un Christmas en tres dimensiones acompañado de luz, sonido y efectos pirotécnicos que ha llenado de ilusión el corazón de la ciudad.

Veinte minutos de luces y sonido despedidos con un estallido de fuegos artificiales. Estos tres han sido los elementos principales del espectáculo Las tres estrellas de la Navidad con el que la ciudad de Madrid ha celebrado el arranque de las fiestas navideñas. La particular felicitación del Ayuntamiento de la capital ha sido una apuesta por la modernidad y las nuevas tecnologías que ha permitido escribir con proyecciones de luz, música y efectos pirotécnicos una gran postal proyectada con los efectos mencionados sobre un lienzo de excepción: la fachada del Palacio de Cibeles.

Con la participación de Samsung como colaborador tecnológico, Las tres estrellas de la Navidad ha sido producido por New Media, empresa especializada en la creación de eventos mediante la aplicación de alta tecnología y proyecciones en formato 3D que, además, en esta ocasión, ha contado con la colaboración del artista Bruce Ferguson. Se trata de uno de los creadores más prestigiosos del mundo en técnicas de mapping y ha trabajado junto a artistas como Takashi Murakami o Chiho Aoshima, en proyectos de gran repercusión, como la Copa del Mundo de Rugby o el lanzamiento de la serie televisiva ‘Juego de tronos’.

Junto a New Media, The Darkroom se ha encargado de la parte creativa y de contenido, Spyglass de la parte técnica, y la música ha sido compuesta por un estudio de Londres.

Un experiencia sin precedentes
Además de Bruce Ferguson, los otros responsables del proyecto han sido Diego de Anna y Emma Wolf. Entre los tres han desarrollado el primer “cuento de Navidad” basándose en técnicas de video mapping, que se considera uno de los máximos exponentes de la comunicación visual. El cuento se ha proyectado sobre el Palacio de Cibeles mediante un modelo 3D a escala, en este caso de la sede del Ayuntamiento de Madrid, para el que se ha creado una pieza de vídeo original que, por momentos, desafíaba las leyes de la física.

Así, la capital ha sido testigo de un espectáculo que, según el Ayuntamiento, ha empleado por primera vez en España una nueva técnica para generar efectos espectaculares gracias a los múltiples planos y aristas de la fachada del Palacio, y a los espacios entre los torreones, que permitían “generar imágenes que van más allá del 3D”, llegando a producir efectos 4D gracias al aprovechamiento que la tecnología ha hecho de las características especiales de la arquitectura del edificio.

Las tres estrellas de la Navidad arrancaba con un Palacio de Cibeles desmoronándose –que dejó a todos los presentes con la boca abierta– para dejar sitio a una Fábrica de Juguetes que iría luego transformándose en un gigantesco palacio de caramelos, o una imaginativa representación de los Reyes Magos, o, finalmente, un enorme Árbol de Navidad plagado de felicitaciones en diferentes idiomas sobre el que arrancaría un castillo de fuegos de artificio al ritmo de la música que acompañaba al espectáculo.

Un auténtico reto
Para explicarlo mejor, Diego de Anna ha comentado que “el mapeo es una técnica con la que se captura una imagen volumétrica en 3D de una superficie y se hace un modelo; así se consigue, mediante proyección en vídeo, modificar su estructura, crear ilusiones ópticas que cambian la realidad, en este caso, de un edificio”.

De Anna ha indicado que “es la primera vez que ha contado una historia con esta técnica. Normalmente se hacen diseños de imágenes impactantes pero en este caso se ha podido disfrutar de un cuento navideño. Es algo inédito, un cuento sobre la relación de una niña y un robot con toda la magia de Navidad”.

Para los responsables del proyecto, el Palacio de Cibeles ha supuesto todo un reto. “Lo normal es hacer mapeos sobre superficies sin mucho volumen, más bien planas; el Palacio de Cibeles, en cambio, está lleno de huecos, de volúmenes, y no es nada fácil. Sin entrar en asuntos técnicos, hay pocos proyectores capaces de hacer un trabajo así. Hemos movido 20 toneladas de equipo para esto”, ha apuntado De Anna.

http://www.youtube.com/watch?v=cdRapJwuhAY

http://www.youtube.com/watch?v=q_XVFjbJPyc


Did you like this article?

Subscribe to our RSS feed and you will not miss anything.

Other articles , , ,
By • 19 Dec, 2011
• Section: OUTSTANDING, Projection, Simulation