Se ha realizado una completa renovación de la infraestructura, actualizando las pantallas y el videowall. Además, se ha migrado todo a IP, superando las limitaciones de señal y distancia inherentes a los sistemas heredados. Para conseguirlo han elegido la plataforma OmniStream de Atlona para la conmutación y distribución a través de la red.

Atlona en Lucas Oil Stadium

Lucas Oil Stadium en Indianápolis es una instalación polivalente de última generación con techo retráctil y capacidad para más de 67.000 aficionados. Inaugurado en 2008 como el hogar de los Indianapolis Colts de la NFL, su diseño flexible también puede albergar partidos de baloncesto de la NCAA, eventos corporativos y conciertos.

Atlona en Lucas Oil StadiumEl estadio tiene siete niveles y ha adoptado la tecnología AV y la señalización digital desde que abrió sus puertas. Al norte del Lucas Oil Stadium se encuentra el Lucas Oil Plaza, un área de congregación pública para eventos que presenta multitud de exhibiciones de vehículos motorizados de alto rendimiento. La red de señalización digital original de este espacio incluía 13 pantallas individuales y un videowall de 16 pantallas, en configuración 4×4. En estos soportes se mostraba información promocional del estadio y contenido de entretenimiento.

En funcionamiento durante 10 años, el sistema AV original era arcaico y anticuado. La operación era manual y descentralizada, con un panel táctil montado en bastidor desde donde se encendían y apagaban los sistemas, se cambiaban las fuentes de vídeo y se administraban otros elementos de la infraestructura. Por su parte, el grupo de servidores 4RU era un equipamiento ruidoso que consumía mucha energía y producía mucho calor. Además, comenzó a fallar cada vez más.

El videowall también empezó a ser problemático. A medida que pasaron los años, las pantallas comenzaron a dar errores y se hizo cada vez más difícil conseguir piezas de recambio que fueran idénticos. Las pantallas originales de 52 pulgadas tenían biseles de tres cuarto de pulgada, lo que equivalía a un espacio de una pulgada y media entre las pantallas.

Con un control centralizado, la poca fiabilidad del sistema y los fallos que se estaban produciendo, el equipo ejecutivo decidió actualizar la red del Lucas Oil Stadium en dos fases. Primero, con una nueva implementación integral de la red de señalización digital; segundo, con un atractivo videowall que le diera una mejor visibilidad y una operatividad más dinámica a toda la infraestructura AV. En ambos casos, la nueva red tenía que ser más automatizada, visible, eficiente en energía, escalable y flexible.

Atlona en Lucas Oil Stadium

Migración a una red centralizada

Si bien la red de señalización de Lucas Oil Plaza ha tenido una huella amplia, el contenido ha sido bastante simple, con diapositivas básicas de PowerPoint y contenido de reproductores de DVD y computadoras portátiles alimentados a los diversos puntos finales. La nueva solución apostaba por una nueva estrategia totalmente diferente.

La infraestructura cableada existente de el Plaza fue reutilizada y proporcionó mucho ancho de banda para distribuir y controlar el contenido, apostando por una arquitectura AV sobre IP que soportara toda esta red de señalización digital de segunda generación. Se utilizó una plataforma de Atlona para la conmutación, distribución y control en red.

“Administrar sistemas a través de redes IP es mucho más dinámico y flexible que trabajar con sistemas heredados basados en circuitos. Pasar a IP tenía sentido como una infraestructura común que se podía escalar fácilmente y admitir nuevas aplicaciones y tecnologías a medida que nuestra visión AV evoluciona”, comenta Cory Poore, técnico de TI y redes de Lucas Oil Plaza.

La migración a IP superó las limitaciones de señal y distancia inherentes a los sistemas heredados. Querían un sistema que pudiera alcanzar mayores distancias de distribución de señal y agregar fácilmente repetidores de red PoE cuando y donde fuera necesario. El equipo seleccionó la plataforma OmniStream AV sobre IP de Atlona como la opción idónea para la conmutación y distribución a través de la red.

“OmniStream trabajó con nuestra infraestructura cableada existente ya que teníamos un sistema de par trenzado que iba desde nuestro rack central hasta las diferentes pantallas. Además, podía funcionar con transmisión multidifusión aplicada a cada conmutador. Esto evitaría enviar tráfico AV a dispositivos de red que no lo requerían, ahorrando ancho de banda y eliminando posibles bloqueos del dispositivo, debido al tráfico de red relacionado”, añade Poore.

Además de las pantallas individuales, OmniStream también se encarga de alimentar el videowall de 16 pantalla del Lucas Oil Plaza.

“Optamos por una red troncal de cobre CAT6a de 10 Gb que va del conmutador central al resto de conmutadores, lo que preserva más el ancho de banda de la red”, añade Poore. “Tener una asignación detallada de direcciones IP estáticas para todos los dispositivos también resultó esencial para garantizar la estabilidad y fiabilidad del sistema, evitando posibles cambios de direcciones o conflictos de IP”.

Señalización reinventada

La integración de las pantallas de exhibición y el videowall requirió una fase de desmontaje significativa. Se agregaron ocho secciones de 4,8 metros de puntal de canal horizontal para unir las nuevas monturas de pantalla. El nuevo cableado UTP CAT6A también se colocó en el videowall para proporcionar más ancho de banda y poder mostrar múltiples fuentes de vídeo simultáneas.

El nuevo videowall está compuesto por 16 pantallas horizontales LG 55VX1D, con soportes ConnexSys de Chief, compañía de Legrand. Estos brindan montajes de precisión ya que ofrecen seis puntos de ajuste en altura, inclinación, profundidad y movimiento lateral, proporcionando una gran flexibilidad según las necesidades del evento.

Las pantallas de señalización digital están diseñadas como quioscos creativos, con posicionamiento en áreas clave de tráfico.

Se agregaron siete pantallas adicionales, que varían en tamaño desde equipos horizontales LG de 86 pulgadas a medidas más pequeñas y que se han instalado en varias ubicaciones.

La nueva plataforma OmniStream admite contenido 4K y mejora el soporte de vídeo analógico de la arquitectura anterior. Además, la plataforma puede alojar transmisiones en directo de varias fuentes y convertir el contenido cuando es necesario.

Control automatizado

El cambio al control centralizado sobre la red ha sido quizás el mayor impulso de eficiencia operativa, según Poore.

“Además de eliminar nuestro enfoque manual, Atlona Velocity ha liberado al personal a través de su operación de control remoto. Podemos conectarnos de forma remota para gestionar el sistema, solucionar problemas y actualizar la configuración. Además, es posible controlar el sistema desde smartphones y tabletas, y la interfaz de usuario es intuitiva y fácil de usar”.

Para Poore las características de administración remota del nuevo sistema son el mayor valor operativo. Y aunque no hay planes inmediatos para expandir el sistema, enfatiza que Lucas Oil Plaza ahora tiene la red de TI y la infraestructura AV preparada para adaptarse a futuros cambios.


(Visited 37 times, 1 visits today)

Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre , , ,
Por • 5 May, 2020
• Sección: Accesorios, Casos de estudio, Control, DESTACADO, Digital signage, Display, Distribución señales, Infraestructuras