Tras una caída de un 18% entre 2008 y 2013, durante el pasado año los resultados del sector TIC muestran un crecimiento del 2,1%, con una cifra de negocio de 86.000 millones de euros y para 2015, las previsiones apuntan a un incremento de un 8%. En el sector de los contenidos digitales, en 2014 se alcanzó un volumen de ingresos de 21.195 millones y para 2015 se espera un crecimiento general de un 12,9%.

Jose A. López, consejero delegado Ericcson; Helena Herrero, presidenta HP España y Portugal; José Manuel de Riva, presidente Ametic; Javier Martín, consejero delegado de Tecnocom; y Benigno Lacort, director general de Ametic.

El mercado español de las TIC y los contenidos digitales experimentó un incremento del 2,1% durante 2014, alcanzando una cifra de negocio de 86.000 millones de euros, lo que supone el primer cambio de tendencia tras haber caído un 18% en el periodo 2008-2013. Sin embargo, las telecomunicaciones y electrónica de consumo siguen en recesión.

En lo que respecta al sector de contenidos digitales, en el año 2014 alcanzó un volumen de ingresos de 21.195 millones y las perspectivas para este 2015 muestran un crecimiento general de un 12,9%, estimando que se alcance la cifra de 23.939 millones de euros.

En este sector hay tres segmentos de negocio que concentran un 90% de los ingresos: los contenidos Audiovisuales (televisión, cine y video), Business to Business (plataformas para transacciones electrónicas, contenidos digitales profesionales y herramientas para desarrollo de software profesional para contenidos digitales) y e-Content (e-gambling, e-commerce, e-learning y e-advertising) con un peso dentro del sector de un 35%, 20% y 36%, respectivamente.

En el caso de contenidos audiovisuales la cifra de ingresos ha sido de 8.490 millones y su incremento con respecto al año pasado se ha mantenido en un 4,9%. Business to Business alcanza un volumen de ingresos igual a 4.799,3 millones de euros con un incremento con respecto a 2014 de un 10%.

En cuanto a los resultados de las Tecnologías de la Información también hay una perspectiva optimista, que prevé un crecimiento de cerca del 8%, destacando en este primer trimestre de 2015 el crecimiento de la industria del hardware con un 19%, los servicios TI (6%) y la producción de software (un 4%).

El empresario, una figura clave

Para Ametic, Asociación Multisectorial de Empresas de la Electrónica, las Tecnologías de la Información y Comunicación, de las Telecomunicaciones y de los Contenidos Digitales, los datos son buenos ya que se trata del primer síntoma de recuperación, “aunque no podemos obviar que el sector TIC en Norteamérica ha crecido un 4,7% en 2014, y sigue acumulando años en positivo, que en la zona Asia/Pacífico lo ha hecho a un 6,3% o que en Latam ha experimentado un incremento del 6,7%”.

La patronal asegura que los gobiernos de la Unión Europa no están resolviendo a tiempo la necesidad de una Economía Digital. “Tenemos que presionar activamente para lograr que cumplan con su obligación y terminen un diseño adecuado a la mayor brevedad. No podemos esperar a que las Administraciones lo hagan por nosotros, porque no van al ritmo adecuado”.

Para Ametic, la figura del empresario es fundamental “como generador de empleo y riqueza”, pero la maquinaria educativa del Estado no produce los profesionales que el sector demanda, “lo que está lastrando el desarrollo de la economía digita. Se sigue sin entender que la innovación que propicia la revolución digital es una cuestión de Estado y que las inversiones han de multiplicarse con carácter inmediato”.

El futuro en España

Según José Manuel de Riva, presidente de Ametic, “Europa ha perdido una posición de liderazgo industrial y, además, nuestra tasa de crecimiento es inferior a la de nuestros competidores, luego no parece posible recuperar este liderazgo a corto plazo con las condiciones regulatorias, estructurales (particularmente la educación) y de mercado actuales”.

La inversión de los sectores productivos en USA es un 50% superior a la inversión en TIC en Europa. Sólo un 1,7% de las empresas europeas se ha transformado digitalmente de manera intensiva. Un 41% de las empresas europeas ni tan siquiera han iniciado el camino. ”Las consecuencias parecen obvias en términos de competitividad y empleo”.

En opinión de Ametic, si no se produce un cambio de actitud del Gobierno, la sociedad y los sectores productivos frente a las TIC, el futuro no es prometedor. “Sin una revolución digital no seremos capaces de incrementar nuestra competitividad, estando cada vez más distantes de otras economías avanzadas”.

Para la patronal los pilares que sustentarían un rápido y eficaz avance hacia la economía digital sería conseguir un mercado único digital europeo, un impulso decidido de la industria TIC en Europa y la transformación digital de los sectores productivos de la sociedad y las Administraciones Públicas.

En este panorama de la economía digital, España aparece situada en el puesto 34 del índice NRI (índice del World Economic Forum) del año 2015, que se calculó considerando 143 países.

Una situación que según Ametic se debe superar y para ello es necesario contar con una estrategia de infraestructuras orientada a la inversión; que el sector privado invierta más en la transformación digital; que se habiliten proyectos tractores multisectoriales apoyados en TIC que mejoren la competitividad y contribuyan al desarrollo de la industria. Asimismo, según Ametic es necesario mejorar la maquinaría educativa, para conseguir jóvenes formados de acuerdo a lo que demandan las empresas, e incrementar la inversión en I+D+i.


Ti è piaciuto questo articolo?

Iscriviti alla nostra RSS Feed e non vi perderete nulla.

altri articoli
da • 6 Oct, 2015
• Sezione: Display, studi, formazione, affari, produzione