Este modelo ofrece las características de un sistema autoamplificado, con alta calidad de audio y presión de sonido, operación sencilla y un diseño de recinto compacto y ligero.

blank

El nuevo monitor activo MSP3A se basa en el rendimiento de audio y la comodidad de su predecesor -MSP3-, que es el primero de esta serie profesional de Yamaha en el que incluye su tecnología Twisted Flare Port, proporcionando graves aún más claros y ajustados, al tiempo que realiza una reproducción fiel del sonido.

El amplificador de potencia de 22W incorporado está optimizado para la unidad de altavoces, que comprende un woofer de 10 cm (4”) y un tweeter de 2,2 cm (0,8”), para lograr un sonido de referencia claro y natural.

Yamaha-MSP3AEste recinto tiene un diseño refinado y sencillo, con un peso de 3,6 Kg, lo que facilita su ubicación y transporte a diferentes lugares. Con un amplificador de 22 W, MSP3A ofrece una reproducción de sonido fiel y, al igual que su predecesor, tiene múltiples conectores de entrada y controles, y es compatible con una variedad de soportes opcionales para una amplia gama de usos.

Entre ellos se incluye la monitorización profesional de audio y música en entornos que van desde estudios a pequeña escala hasta salas de radiodifusión y posproducción, así como para la supervisión de audio de instrumentos musicales digitales y dispositivos de TIC, junto con la reproducción de sonido envolvente.

Yamaha Twisted flare port MSP3A

Frecuencias bajas claras y sonido aerodinámico

La tecnología de Twisted Flare Port, que se incluye en el monitor MSP3A por primera vez en esta serie, es una tecnología de control de sonido aerodinámico que Yamaha ha creado aprovechando su amplia experiencia en el desarrollo de subwoofers.

Yamaha-MSP3ACon Twisted Flare Port, se aplica el análisis de sonido aerodinámico y las tecnologías de medición de visualización de flujo para localizar y controlar los mecanismos de generación de ruido.

La turbulencia del flujo de aire que genera ruido en ambos extremos del puerto se suprime cambiando la forma en que el puerto se ensancha de la entrada a la salida y añadiéndole un giro.

La supresión de esta turbulencia reduce la molesta turbiedad del sonido y disminuye la cantidad de ruido generado en los extremos del puerto. Esto refuerza la conexión entre el sonido y el altavoz principal y proporciona unas frecuencias bajas claras y ajustadas junto con el tono y el ritmo.


(Visited 52 times, 2 visits today)

Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre
Por • 18 Jan, 2021
• Sección: A fondo, Audio