El Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMA), ha llevado a cabo el proyecto “Investigación sobre experiencia de compra y factores de innovación en el comercio de muebles y hábitat. Retail Innovation Lab”, que proponía la creación de herramientas que permitan la introducción y gestión de aspectos emocionales y experienciales en las tiendas de muebles y hábitat. El proyecto partía de la identificación y caracterización del público objetivo, y plantea hipótesis de investigación relativas a la economía de la experiencia.

El proyecto “Investigación sobre experiencia de compra y factores de innovación en el comercio de muebles y hábitat. Retail Innovation Lab” ha finalizado tras dos años de implementación. El proyecto ha tenido por objetivo la creación de infraestructuras y metodologías de investigación para mejorar la experiencia de compra en los comercios de muebles y hábitat. Para ello, se ha completado la instalación de un laboratorio físico de investigación con nuevas tecnologías para su aplicación al punto de venta y se ha realizado una investigación piloto con una muestra de consumidores para validar instrumentos de medición de la respuesta emocional en el punto de venta.

El laboratorio creado cuenta con una serie de tecnologías inmersivas e interactivas como la realidad aumentada, la proyección en 360º a tres paredes, la proyección multisuperficie y un muro multitáctil. Estas tecnologías permiten la introducción de contenidos que facilitan y dinamizan el proceso de compra del mobiliario. En el desarrollo de los contenidos se han tenido en cuenta las necesidades tanto emocionales (personalización, entretenimiento…) como funcionales (información sobre los productos, acabados…) de los consumidores durante la visita a una tienda de muebles. El laboratorio cuenta además con un sistema de estimulación sensorial, lo que permite añadir aromas y música a los elementos visuales.

El proyecto ha permitido desarrollar y probar nuevas metodologías de medición de las preferencias del consumidor. Para ello se han utilizado instrumentos de medición de variables relacionadas con la respuesta emocional del consumidor en el punto de venta. Aspectos como el placer emocional, la activación y la sensación de dominio son medidos a través de protocolos de investigación con consumidores, lo que permite probar, validar y adaptar el entorno de compra de un comercio de muebles a las preferencias de su público objetivo. Como resultado del proyecto se dispone de una serie de herramientas de evaluación del consumidor que permiten adaptar los puntos de venta y darles un carácter más experiencial, principalmente mediante una mayor interacción y participación del consumidor durante la compra y mediante la definición de ambientes sensoriales del agrado del consumidor.

Retail Innovation Lab supone un avance para el sector de la distribución de muebles, dado que a través de las nuevas tecnologías permite contar con el consumidor para el desarrollo y validación de nuevos conceptos de distribución, en una línea de innovación orientada al usuario que la asociación de Investigación y Desarrollo en la Industria del Mueble y Afines AIDIMA impulsa desde el Departamento de Análisis de Mercados y Estrategia.

Retail Innovation Lab está financiado por la Generalitat Valenciana, a través del Instituto de la Mediana y Pequeña Industria de la Generalitat Valenciana (IMPIVA), y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunitat Valenciana 2007-2013.


Te gustó este artículo?

Assine a nossa feed RSS e você não vai perder nada.

outros artigos
por • 2 Jan, 2012
• Seção: dinâmica Publicidade, Realidade aumentada