El Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) organiza, del 12 al 17 de diciembre, una misión inversa institucional integrada por personalidades gubernamentales y del sector médico brasileño para mostrar el potencial del sector español de e-health.

Tan sólo diez años de experiencia en descentralización de servicios sanitarios y aplicación de las tecnologías de la comunicación han obrado el milagro. España se encuentra a la vanguardia mundial de gestión sanitaria e e-health, disciplina que la Unión Europea define como “el conjunto de herramientas basadas en las TIC que se utilizan en tareas de prevención, diagnóstico, tratamiento, seguimiento y gestión de la salud y la forma de vida”. Un concepto mucho más amplio que abarca la interacción entre pacientes y proveedores de servicios sanitarios, transmisión de datos entre instituciones médicas, redes de información sanitaria, historiales médicos y recetas electrónicas, servicios de telemedicina…

El modelo sanitario español está en el punto de mira tanto de grandes países desarrollados como Estados Unidos y China, como de los emergentes –Brasil, México, Chile…– que aplauden su grado de desarrollo, cobertura –al garantizar la universalidad de servicios– y eficiencia –el gasto médico español supone sólo el 8% del PIB, frente al 16% estadounidense o el 12% de Canadá–. Pero además, es necesario destacar que, hoy por hoy, siendo vasco, uno puede pasar las vacaciones en Andalucía, ser atendido de pleno derecho por los servicios de salud de esa comunidad autónoma y tener acceso directo a su historial médico completo gracias a la importante inversión que se ha llevado a cabo en I+D. El espaldarazo definitivo llegó en 2006 de manos del Plan Avanza, que destinará, en un periodo de 6 años, casi 450 millones de euros al desarrollo de la e-health en España.

La modernización de la red sanitaria arrancó en Andalucía, aunque a nivel nacional, el primer paso fue la apuesta por la historia clínica digital (HCD), que hoy hace posible que el 97% de los médicos de atención primaria de nuestro país tengan acceso a los expedientes de cualquier ciudadano español. Otros logros de la e-health española son la tarjeta sanitaria inteligente, solicitud de cita previa a través de Internet o la llamada receta electrónica, implantada en Andalucía, Extremadura y Baleares y que permite descongestionar los servicios de atención primaria al dar a los farmacéuticos la facultad de prescribir recetas a enfermos crónicos o ancianos.

El sector español de la e-health ha participado activamente a lo largo de estos años en el diseño e implementación de nuestro moderno sistema sanitario. Por ello, las empresas españolas de medicina digital cuentan con una posición privilegiada para acceder a los grandes negocios internacionales debido a su experiencia y conocimiento en integración de procesos y tecnologías. España lidera, además, el proyecto comunitario epSOS (Smart Open Services for European Patients), en el que participan 12 países de la UE en aras a mejorar la atención sanitaria de los ciudadanos comunitarios permitiéndoles acceder de forma confidencial a sus historias y en su propia lengua.

Una ventaja competitiva de la que conviene sacar partido ahora que gigantes como Estados Unidos o China están apostando fuerte por la renovación de sus servicios sanitarios. En el caso del gigante norteamericano, era un empeño personal del presidente Obama reformar el sistema sanitario estadounidense. Por ello, desde la aprobación del American Recovery and Reinvestment Act (ARRA), en 2009, se han invertido alrededor de 37.500 millones de euros de fondos públicos en e-health, mientras que en el ámbito privado está previsto destinar otros 40.000 millones de euros al año. El ejemplo de China es más complejo, pero igualmente interesante ya que, a raíz de la reforma sanitaria aprobada a mediados de 2009, las autoridades del país asiático han previsto una inversión de alrededor de 96.000 millones de euros, de los cuales al menos 1.000 millones se gastarán en equipos tecnológicos de comunicaciones, software y otros servicios.

No son muchas las empresas españolas especializadas en la materia, pero ya atesoran importantes logros en el exterior. Como Indra, que se ha adjudicado una licitación para desarrollar el sistema nacional de salud en Bahréin durante la próxima década. Una primera fase supone la creación y puesta en común de los registros electrónicos para, posteriormente, añadir funcionalidades de telemedicina. También Indra está trabajando con la Agencia Espacial Europea (AEE) en un proyecto de telemedicina en África Subsahariana. Otros casos de éxito en internacionalización de servicios de e-health españoles son los de GMV, que ha desarrollado una plataforma de telemedicina en un estadio de fútbol de Cartagena de Indias (Colombia) unido en red a cinco hospitales locales, y que se encuentra en plena expansión por Latinoamérica y África. Por su parte, la consultora Oesia se adjudicó el pasado año un contrato para digitalizar y automatizar los procesos que afectan a 10 millones de empleados públicos mexicanos afiliados al sistema de Seguridad Social. En Perú, la empresa trabaja en un proyecto gubernamental que busca hacer más tecnológicos una decena de hospitales del país y, en Estados Unidos se está abriendo camino a través de un socio local, Perot System.

Brasil: un mercado en pleno desarrollo
Para potenciar el conocimiento del modelo español de gestión sanitaria y el sector de la e-health, la Asociación Española de empresas del sector TIC, las comunicaciones y los contenidos digitales (AMETIC), con el apoyo del Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI) y la colaboración de las Comunidades Autónomas de Madrid, Valencia y Galicia, organiza una misión inversa institucional, del 12 al 17 de diciembre, integrada por personalidades gubernamentales y del entorno médico brasileño. Esta acción se inscribe en el marco del Plan de Infraestructuras para Brasil, lanzado en 2011, que se lleva a cabo con la colaboración de las autoridades regionales y el Ministerio de Fomento.

Esta actividad tiene por objeto promocionar entre las empresas españolas de los sectores de las infraestructuras sanitarias y la e-health este importante plan y mostrar a las autoridades invitadas el potencial y la capacidad de desarrollo del modelo de gestión médica de la sanidad española. El programa de la misión contempla visitas a proyectos en ejecución y a instalaciones ya en funcionamiento en Madrid, Galicia y Comunidad Valenciana, además de reuniones tanto con las autoridades españolas relacionadas con este sector como con nuestras empresas que puedan estar interesadas en participar en los futuros proyectos que se lleven a cabo en Brasil.

Precisamente en 2011 tiene lugar el despegue definitivo de las Parcerías Público-Privadas (PPP) en el área de salud en el gigante latinoamericano y, sobre todo, el lanzamiento del mayor proyecto de inversión mixta por parte de la Secretaría Municipal de Salud de Sao Paulo. Con un presupuesto total que supera los 400 millones de euros, contempla inversiones para la construcción de tres hospitales, cuatro centros de diagnóstico, suministro de equipos y prestación de servicios, etc. Este plan supone el espaldarazo decisivo a un modelo que ya tiene experiencias en marcha en otros estados brasileños como es el caso de Minas Gerais o Bahía. Por otra parte, recientemente se ha abierto una oferta pública para el desarrollo e implantación de un sistema informático para la gestión de metas e indicadores de salud en el estado de Río de Janeiro.


Be Sociable, Share!

Did you like this article?

Subscribe to our RSS feed and you will not miss anything.

Other articles on , ,
By • 2 Dec, 2011
• Section: Bless you

game of thrones slot review http://gameofthronesslotgame.com/