Los micrófonos habilitados con esta tecnología de ‘seguimiento del haz de sonido’ eliminan los sonidos secundarios y molestos que se producen en las salas de reuniones.

En más ocasiones que las deseadas, los micrófonos de las salas de conferencias están pobremente equipados para tratar con las voces que se superponen como, por ejemplo, el sonido de los teclados en una reunión, entre otros. El resultado es una mezcla auditiva donde las únicas palabras claras audibles son “¿qué? ¿puedes repetir eso?”

Los micrófonos habilitados con la tecnología Beamtracking, que podría traducirse como ‘seguimiento del haz de sonido’, solucionan esta problemática al ‘capturar’ las voces humanas y seguirlas por la sala, evitando así captar el resto de sonidos que se producen en la misma.

En este sentido, destacan tres ventajas principales que esta tecnología hace posible en las reuniones grandes y pequeñas, como se analiza a continuación.

360° de cobertura de sala

Cada micrófono Beamtracking incorpora tres zonas de 120 grados, que suman hasta 360 grados de cobertura. Esto significa que a medida que el interlocutor se desplaza por la sala, saliendo del alcance de una zona y entrando en otra, el micrófono va siguiéndole para garantizar que la señal permanezca ininterrumpida.

En otras palabras, se evita que el interlocutor tenga que posicionarse frente al micrófono para asegurarse de que está recogiendo su voz. La imagen mental más frecuente en la cabeza con alguien inclinándose sobre el micrófono de la sala mientras habla, pertenece ya al pasado.

Mezcla conversaciones de manera inteligente

Ser capaz de rastrear una voz a través de una sala no sirve de mucho si dicha voz aún se pierde en la conversación general. Afortunadamente, los sistemas Beamtracking están diseñados con la capacidad de mezclar inteligentemente la voz de múltiples interlocutores, ofreciendo la máxima inteligibilidad para los participantes de la reunión en el extremo opuesto de la línea.

Esta mezcla también se extiende al volumen, ya que los micrófonos Beamtracking pueden mezclar simultáneamente varias voces de las distintas zonas de cobertura de forma uniforme.

Configuración mínima

Con esta potencia de procesamiento de audio se podría pensar que la integración de un micrófono Beamtracking requiere un proceso de instalación complejo de mano de obra; de hecho, es lo contrario.

La capacidad de esta tecnología para bloquear una fuente de señal (por ejemplo, una voz humana) incluso cuando su ubicación en la sala cambia, significa en la práctica que los dolores de cabeza que tradicionalmente traen asociados las instalaciones de micrófonos ya no son un elemento a tener en cuenta.

Estos micrófonos son significativamente más rápidos y fáciles de instalar que otros que no proporcionan esta flexibilidad. Una vez en su lugar, esta tecnología asegura que no importa dónde se encuentre el interlocutor en la sala o cuánta gente esté con él: su voz siempre podrá ser escuchada.

Como ya adelantó Digital AV, la tecnología Beamtracking se encuentra disponible en los micrófonos de la serie Parlé de Biamp (marca distribuida en España por Avit Vision) que incluye micrófonos colgantes de techo, micrófonos de perfil discreto, también para el techo, que los hace prácticamente invisibles en la sala, y micrófonos de mesa.


Te gustó este artículo?

Suscríbete a nuestro RSS feed y no te perderás nada.

Otros artículos sobre ,
Por • 29 Nov, 2019
• Sección: A fondo, Audio, AV Conferencing